Tatuajes, piercings, etc: pueden salir muy caros

Unas familias nos ha pedido asesoramiento sobre un asunto que puede interesar a otras: a sus hijos no les dejan opositar a soldado porque llevan tatuajes en los antebrazos.

Efectivamente, hemos comprobado que la normativa de acceso al Ejército no permite tatuajes que queden a la vista de un  uniformado; tampoco los de tipo ofensivo, racista u obsceno en cualquier parte del cuerpo. Para trabajos cara al público (camareros, dependientes, etc).muchas empresas ocultan su rechazo a los  tatuajes, piercing, ampliaciones, etc, y muchos aspirantes se quedan sin trabajo sin saber las causas.

Quitar un tatuaje con láser vale mucho dinero y en algunos casos no desaparece totalmente. Conviene que nuestros hijos conozcan las graves consecuencias que puede tener para su futuro el impulso de tatuarse.