El distrito único educativo en peligro. Declaraciones de CONCAPA-Albacete

Respecto a las recientes declaraciones realizadas por sindicatos de la educación pública de Albacete en el sentido de suprimir el distrito único educativo, la Federación Católica de Padres de Alumnos de Albacete (CONCAPA), representada por su presidenta Rosa Castro-Girona (tel 637813153), ha manifiestado lo siguiente:

1,.- Todos los colegios sostenidos con fondos públicos (públicos y concertados) no son iguales para nosotros los padres: unos nos parecen con mejor profesorado, otros mejor dirigidos, otros con mejores instalaciones o simplemente que su ubicación nos conviene desde el punto de vista de la conciliación de la vida familiar y laboral, bien por estar situados cerca de nuestro domicilio, de nuestro trabajo o de un familiar que nos ayuda en las recogidas. Es por ello que el distrito único es lo mejor para las familias, que somos los titulares del derecho educativo de nuestros hijos, y desde que se implantó hace dos años en Castilla-La Mancha sentimos que un derecho ha mejorado.

2.- La vuelta al antiguo sistema por zonas supone que a los padres nos fuerzan a aceptar el centro que la Administración determine, la cual divide la ciudad con líneas que a muchos nos parecían injustas, obligándonos a llevar a nuestros niños a un colegio que no queríamos y que incluso estaba más lejos que el de una cercana calle.

3.- La Administración disfrazaba esta forma de dirigismo sobre las familias obligándonos a poner en la matrícula el centro que queríamos y otros dos más, de forma que en las estadísticas aparecía que todos los padres habían recibido un centro de su elección cuando, en realidad, era la Administración la que lo determinaba obligándonos a darle a elegir a ella entre tres centros, dos de los cuáles no queríamos pero los indicábamos por temor a ser enviados a una centro que nos gustara menos.

4.- Los sindicatos de profesores se quejan de que por culpa del  distrito único se han cerrado en Albacete clases en tres centros educativos mientras que en otros se han tenido que abrir. Por tanto, estamos ante un simple traslado de un escasísimo número de profesores que no es oponible al derecho de los miles de familias en Castilla-La Mancha  a elegir lo mejor para nuestros hijos y para la conciliación de la vida familiar y laboral.

5.- Desde esta Federación reivindicamos que no se vuelva al sistema de distritos forzosos y solicitamos a la Administración que vea el distrito único como la mejora de un derecho de las familias y para la conciliación laboral y familiar, así como una ayuda para una mejor gestión educativa. El distrito único es un irreemplazable sufragio democrático anual sobre lo que los padres queremos. La Administración puede, por un lado, extraer las valiosas razones que nos llevan a elegir los más demandados y, por otro, adoptar medidas sobre los menos seleccionados.