Quitamanchas caseros

Las manchas de la A a la Z

Aceite (grasa)

  • Tejidos lavables: absorba primeramente todo lo que pueda con productos absorbentes o raspe. Trate a continuación con gasolina, percloroetileno o tricloroetileno. Lave y aclare cuidadosamente.
  • Tejidos no lavables: unte la mancha con una mezcla de polvos absorbentes (talco) y gasolina. Con los colores frágiles, espolvoree el producto absorbente sobre las 2 caras, aplique la plancha un poco caliente, deje secar y cepille con delicadeza.
  • Manchas espesas (cera, vaselina, parafina, ...): raspe antes de planchar la prenda cubierta de 2 capas de papel absorbente. Elimine los últimos residuos con quitamanchas.

Aceite de máquina. Gasolina, tricloroetileno o percloroetileno.

Agua.

  • Sobre madera encerada: frote con leche caliente antes de encerar.
  • Sobre madera barnizada o lacada: frote con bencina y a continuación con aceite de lino, efectuando movimientos circulares.

Alcohol. Las manchas se producen, generalmente, no por causa del alcohol, sino por los colorantes y el azúcar que éste contiene.

  • Sobre tela: aclarar con agua fría y lavar. Si no es suficiente, utilice alcohol desnaturalizado. Lave.
  • Sobre madera encerada o barnizada: aplique disolvente y vuelva a encerar o barnizar.

Almidón. Generalmente se elimina cepillando. Si fuera necesario, aplique vinagre y enjuague.

Alquitrán. Suelen ser manchas muy rebeldes. Utilice glicerina, aguarrás o enjabone antes de actuar sobre los posibles residuos con gasolina o alcohol desnaturalizado.

  • Otra solución: embadurne las 2 caras con mantequilla, seque con un algodón impregnado de bencina o tricloroetileno, enjabone y aclare cuidadosamente.
  • Sobre carrocería ablande las manchas con aceite de lino y frote con una gamuza impregnada del mismo producto.

Amarilleo. Sumergir la prenda en una solución de agua y perborato (una cucharada por litro de agua); se deja en remojo, se aclara y se tiende a la sombra.

Barniz. Manchas recientes: se eliminan, generalmente, con aguarrás o gasolina. A continuación frote con agua oxigenada diluida.

Barro: Espolvoree con sal y deje secar antes de cepillar o pasar el aspirador.

  • Tejidos lavables: lave con agua y jabón.
  • Tejidos no lavables: utilice agua tibia ligeramente amoniacada.
  • Cuero: borre los residuos con goma de borrar.

Betún. Trate las manchas con aguarrás, tricloroetileno o percloroetileno. Los residuos de color que puedan quedar desaparecerán lavando. Con los tejidos no lavables será preciso proceder a una decoloración.

Cacao. Utilice inmediatamente agua fría. Manchas antiguas: tratar con bórax (ver manchas de leche).

Café

  • Manchas recientes: Enjuague con agua tibia y lave.
  • Manchas rebeldes: aplique glicerina caliente.
  • Manchas antiguas: mezcle 2 vol. bencina, 1 vol. amoníaco, 1 vol. alcohol desnaturalizado ó 50% vinagre y 50% alcohol.

Caldo de carne. Absorba la mayor parte de líquido posible. Después utilice agua fría para eliminar el componente no graso. Actúe después sobre la grasa con gasolina, percloretileno o tricloreoetileno y lave los tejidos lavables.

Cal y cemento. Frote con vinagre caliente. Aclare.

Cera. Coloque el tejido entre 2 capas de papel absorbente y planche. A continuación aplique gasolina, tricloroetileno o alcohol desnaturalizado diluido.

  • Cera endurecida: ablande con glicerina o vaselina.
  • Sobre madera: si no es posible raspar la cera, ablándela, por ejemplo con un secador de pelo, antes de proseguir el tratamiento con papel absorbente y quitamanchas.

Cerveza

  • Sobre lana y algodón: aplique agua tibia, eventualmente mezclada con alcohol desnaturalizado.
  • Sobre seda: aplique alcohol desnaturalizado diluido al 50%.

Chicle.  Si es posible introduzca la prenda en el frigorífico, hasta que el chicle esté endurecido. A continuación puede rasparlo fácilmente. Obtendrá el mismo efecto frotando la pieza con un cubito de hielo. La gasolina disuelve el chicle. Otro método es ablandar con agua caliente y frotar con hielo; si queda algún resto, frotar con alcohol.

Chocolate. Aplique lo más rápido posible agua tibia y detergente o jabón.

  • Con los tejidos que lo toleren proceda a un blanqueo de los trazos de color (con lejía o agua oxigenada diluida).
  • Tejidos de color: trátelos con alcohol.
  • Tejidos blancos: póngalos en remojo en una mezcla de 1 cucharada sopera de amoníaco, 1 cucharada de agua oxigenada y 10 litros de agua.

Clara de huevo. Utilice agua fría. En manchas muy antiguas aplique amoníaco diluido antes de lavar. También puede intentarlo con agua o con alcohol.

Confitura. Frote y proceda como en las manchas de fruta.

Cogñac. En tejidos de lana o de seda, quite las manchas con alcohol calentando al baño maría.

Desodorante. Aclare con agua caliente y lave con detergente. Enjuague cuidadosamente. En ocasiones es necesario proceder a un blanqueado; en este caso, elija el producto apropiado a la naturaleza del tejido. Si se altera el color, puede intentar reavivarlo con agua amoiacada (a partes iguales) enjuagando a continuación con agua.

Esmalte de uñas. Se quita con alcohol, gasolina o acetona (las fibras de acetato y las clorofibras no aguantan la acetona).

Espinacas. Frote con una patata cruda sobre la mancha antes de lavar la prenda con agua tibia.

Excrementos de moscas

  • Sobre tejidos lavables: enjabone la prenda. Elimine Los restos de color con agua oxigenada diluida.
  • Sobre tejidos no lavables: aplique amoníaco y frote rápidamente.

Flores.

  • Tejidos de lino: aplique gasolina pura.
  • Tejidos de lana: enjabone con agua caliente (no demasiado) adicionada con un poco de agua oxigenada.

Frutas, verduras, zumos de frutas o verduras. Rocíe con agua fría, a continuación aplique amoníaco diluido caliente, zumo de limón o ácido cítrico diluido (haga 1º una prueba). No utilice nunca jabón en primer lugar. Si la mancha es antigua remoje con una disolución de bicarbonato y agua.

  • Lana y seda: con un algodón aplique una mezcla de agua y alcohol a partes iguales, y, si fuera necesario, puede añadir algunas gotas de amoníaco. Elimine los tramos coloreados lavando según el método apropiado a cada tejido.
  • Un truco: utilice leche cortada o 1 parte de amoníaco, 3 de éter puro y 3 volúmenes de agua. Déjelo impregnar y lave en frío. Fuel-oil: Trate a la mayor brevedad con polvos absorbentes y después con gasolina o aguarrás. A continuación, lave.

Glicerina. Desaparece con agua o con una mezcla de agua y alcohol.

Grasa. Se frota el tejido con amoniaco rebajado con un poco de agua. Si la mancha es antigua, cubrir con una papilla de talco y benzol y una vez seca, eliminar con un cepillo. Ver también aceite.

Hierba. Puede aplicar alcohol o una mezcla de 50cc de agua, 50cc de amoníaco, 50 cc de agua oxigenada. Deje que la mezcla se impregne en la prenda y lave en frío. Realice siempre con anterioridad una prueba en un lugar poco visible, con el fin de controlar la resistencia de los colores.

Huevo.  Se quita con sal húmeda o con vinagre. Aclarar con agua fría, ya que la caliente fija la mancha.

Hollín. En primer lugar cepille la prenda o pásele el aspirador. A continuación aplique polvos absorbentes (talco) y deje reposar durante un tiempo.

  • Tejidos lavables: lave.
  • Tejidos no lavables: aplique gasolina, tricloroetileno o percloretileno. Quite los residuos con coloración con agua oxigenada diluida.

Laca. Trate la prenda con acetona (cuidado porque no es adecuada con todos los tejidos).

Lapicero. Intente quitar las manchas con goma de borrar. Si esto no es suficiente utilice detergente, añada unas gotas de amoníaco y aclare.

Lapiceros de colores. Utilice un disolvente para grasas (gasolina, tricloroetileno o percloroetileno)

Lápiz de labios. Utilice alcohol, tricloroetileno o percloroetileno antes de lavar. Trate los residuos coloreados con agua oxigenada diluida.

  • Sobre cuero: alcohol o alcohol desnaturalizado. Aplique con prudencia y a continuación encere. Leche:
  • Manchas recientes: enjuague con agua fría o tibia y lave con jabón.
  • Manchas antiguas: agua caliente y bórax o una mezcla de un volumen de amoníaco, 5 volúmenes de alcohol y 5 de agua.

Licor. Enjuague con agua tibia y si fuera necesario, aplique a continuación amoníaco diluido. Elimine los restos de color con agua oxigenada diluida al 30%.

Lombarda. Ver manchas de fruta. Mantequilla: Ver aceite y grasa.

Masilla. Raspe primero los residuos antes de tratar las manchas con aguarrás.

  • Manchas antiguas: remoje con aguarrás calentando al baño maría.
  • Tejidos lavables: lavar después de la operación anterior.
  • Tejidos no lavables: llevar a la tintorería.

Mercromina. Aclare lo más rápidamente posible con agua. A continuación aplique vinagre o ácido cítrico. Lave la prenda si el tejido lo tolera.

Moho.

  • Sobre papel pintado: utilice una solución de 1 volumen de ácido clorhídrico por 4 volúmenes de metanol blanco o alcohol desnaturalizado.
  • Sobre tejido resulta difícil. Inténtelo con agua oxigenada diluida después de lavarlo.

Nata: Ver aceite.

Nicotina (son manchas de alquitrán):

  • En las manos: lávese con zumo de limón y piedra pómez.
  • Sobre tejido: aplique alcohol desnaturalizado o amoníaco diluido. Lave a continuación con agua tibia.
  • Sobre plata (ceniceros): utilice vinagre y sal o zumo de limón y sal.

Nitrato de plata. Enjuague con agua fría antes de lavar. Impregne los restos de manchas con unas gotas de yodo durante algunos minutos. Enjuague con hiposulfito y aclare con agua. Elimine rápidamente las manchas sobre lana y seda para evitar que se forme una aureola pardusca.

Negro de horno. Utilice gasolina, tricloroetileno o percloroetileno. A continuación lave. Elimine los residuos eventuales con agua oxigenada.

Orina.

  • Manchas recientes: si aún están húmedas rocíe con polvos de talco, de fécula de maíz o frote con una patata y deje secar antes de cepillar o pasar la aspiradora. Generalmente, después de esta operación no quedará ninguna aureola.
  • Manchas secas recientes: humedezca antes de proceder de la misma manera. Si es necesario, decolore los residuos de color.
  • Manchas antiguas: trátelas con vinagre. Lave y aclare.

Papel carbón. Pruebe con detergente líquido. Si no obtiene un resultado satisfactorio, añada una única gota de amoníaco, aclare con cuidado y repita la operación si es necesario.

Óxido. Pruebe con zumo de limón o ácido cítrico. Si esto no es suficiente, emplee una solución de oxalato (tóxico). También puede encontrar algún producto no tóxico en comercios. Lave y aclare. Si aparecen manchas de herrumbre en sus herramientas, puede eliminarlas siguiendo varios métodos:

  • Páselas con un estropajo de lana de acero impregnado en aguarrás o queroseno.
  • Frótelas con lana de acero y sal de cocinar.
  • Frótelas enérgicamente con media cebolla o con la cara interior de un limón

Pegamento.

  • Pegamento en tubo o en bote: pruebe con alcohol antes de aclarar con agua caliente. La acetona también puede ser eficaz, diluida en agua al 50%, ya que sola puede decolorar los tejidos. Además no es adecuada para todos los tejidos.
  • Cola para madera: remoje la prenda en agua amoniacada.
  • Cola en caliente: ablande con agua avinagrada antes de raspar.
  • Sobre madera: ablande la cola con aceite de cocina.
  • Pegamento de etiquetas y cintas: si no sale con alcohol, aplique éter.

Perfume y agua de colonia. Trate la prenda con alcohol o con cualquier quitamanchas. Lave con cuidado. No eche nunca perfume o sustancias análogas en su ropa, sino en la piel.

Petróleo. No deja manchas tras secar, pero el secado puede durar mucho tiempo. Acelere el proceso de secado y desodorización aireando la prenda (si es posible exponiéndola al viento) o con un secador a baja temperatura.

Pintura.

  • Manchas recientes sobre tejido: trátelas inmediatamente con aguarrás o gasolina antes de lavar y enjabonar.
  • Manchas resistentes: se ablandan después de haber sido untadas con jabón suave. Frote todo lo que pueda. Un disolvente para pintura acabará con los últimos residuos.
  • Pintura para paredes soluble en agua: agua y vinagre.
  • El látex es indeleble una vez seco. Antes de que esto ocurra lave con agua. Puede intentar con acetona o disolvente, pero debe tener cuidado con las fibras sintéticas y el acetato.

Plastilina. Frote con aguarrás. En caso de que quede cerco quitar con agua oxigenada rebajada con agua.

Pomada. Frote la capa excedente. Aplique con un algodón impregnado de alcohol o bencina. Lave inmediatamente. Vea también manchas de vaselina.

Ponche.

  • Tejidos lavables: enjabone con agua caliente.
  • Tejidos no lavables: aplique amoníaco diluido o agua tibia y gasolina. Aclare bien.

Productos de limpieza para cobre y plata. Aplique gasolina antes de lavar con lejía sintética.

Remolacha roja. Ver manchas de fruta.

Resina. Emplee alcohol o aguarrás antes de utilizar, si fuera necesario, gasolina (para el acetato, añada 2 volúmenes de agua). Aclare o lave.

Salitre. De paredes y suelos: Utilice una solución al 10% de ácido clorhídrico y agua. Evite las salpicaduras echando el agua en el cubo antes de añadir el ácido. Trabaje por tramos de arriba abajo. Humedezca primero con agua y aplique de ½ m2 en ½ m2, frotando con un cepillo duro. Si se hace necesario, aplique aquí o allá de nuevo ácido clorhídrico.

Salsa.

  • Tejidos lavables: o Manchas débiles: impregne con un algodón una mezcla de agua y alcohol o Manchas grasas: aplique aguarrás o gasolina y polvos absorbentes (para evitar la aparición de aureolas). Lave.
  • Tejidos no lavables: utilice papel o polvos absorbentes. Después elimine la grasa con gasolina, percloroetileno o tricloroetileno.

Sangre.

  • Tejidos lavables
    • Manchas recientes: lave con agua fría o tibia, eventualmente adicionada con un poco de vinagre. 
    • Manchas antiguas: remoje en agua salada o adicionada con carbonato de sosa. Enjabone con agua tibia.
    • Manchas rebeldes: trate con un producto especial para las manchas de herrumbre. Si quedan trozos amarillentos, elimínelos con agua oxigenada al 3%, adicionada con unas gotas de amoníaco o ácido cítrico.
  • Tejidos no lavables: absorba la mancha con agua y sal. Póngalos a remojo con un detergente sintético y, si es necesario, utilice agua oxigenada al 3% (pruebe antes en una parte no visible).

Sudor. Frotar la zona manchada con amoníaco rebajado con agua. En prendas no lavables utilizar alcohol.

Otra solución. Aplique rápidamente agua y detergente en polvo con enzimas para evitar que se altere el color. Reavive los colores aclarando con agua amoniacada o avinagrada. Puede decolorar las manchas oscuras sobre tejidos claros con un producto adecuado (por ej. agua oxigenada). NUNCA PLANCHE SIN HABER TRATADO, YA QUE EL CALOR REFUERZA EL EFECTO DE QUEMADO. Para atenuar el olor persistente en la ropa, aclare con agua salada (4 cucharadas soperas de sal por 1 litro de agua).

Tabaco. Trate con alcohol, percloroetileno o tricloroetileno. Elimine restos con agua oxigenada diluida.

  • Tejidos lavables: o Manchas recientes sin leche: rocíe durante un buen rato con agua muy caliente antes de lavar. Si quedan restos amarillentos, elimínelos con agua oxigenada diluida.
  • Fibras sintéticas: aplique zumo de limón.
  • Tejidos no lavables: rocíe con agua tibia. Pede resultar eficaz el alcohol desnaturalizado.

Tinta

  • De bolígrafo:
    • Sobre tejidos: aclare con agua fría o tibia. Después trate con alcohol desnaturalizado, hervir y/o blanquear (si es posible). Aclare. También es muy bueno el Tinta Kick (droguerías).
    • Sobre cuero sintético: Alcohol desnaturalizado, acetona (si el tejido la tolera) o vaporizar laca de pelo sobre la mancha. Limpie bien.
    • Sobre cuero: Pruebe en zona no visible con zumo de limón o vinagre cortado con agua. Limpie y encere.
  • De estilográfica:
    • Sobre tejidos: aclare con agua fría o tibia y aplique detergente concentrado. Si es necesario añada alcohol gota a gota. Lave.
    • Sobre cuero sintético: Alcohol desnaturalizado.
    • Sobre madera: Manchas recientes con vinagre y manchas antiguas con oxalato caliente, o planchar o frotar con lana de acero o utilizar una mezcla de aceite de lino y tiza.
    • Sobre alfombras: absorba todo lo que pueda la mancha sin frotar (si frota, hará penetrar la tinta hasta el fondo de las fibras) con papel secante o absorbente. A continuación intente absorber la tinta restante con polvos absorbentes. Finalmente utilice harina de fécula de patata en una mezcla de agua y alcohol (mitad y mitad). Deje secar y cepille o pase el aspirador. Repita la operación si es necesario.
  • China:
    • Manchas recientes: rocíe con agua fría sin tardanza. Con el fin de no agrandar la mancha, ponga la prenda sobre una esponja o extiéndalo sobre una fuente y deje chorrear el agua con cuenta gotas. A continuación remoje en agua amoniacada (de 1 a 4 cucharaditas de las de café por 5 litros de agua).
    • Tejidos no lavables: Después de un primer tratamiento con agua fría, pase una esponja humedecida de agua amoniacada (cuidado con los colores). Si las manchas son rebeldes, prueba con alcohol o con ácido acético.

 

  • De matasellos (anilina). Trate con alcohol y/o éter.
    • Trate la mancha con tricloroetileno, percloroetileno o gasolina y eventualmente pase después un algodón con alcohol. Si es necesario decolore con ácido cítrico.
    • Sobre cuero: pruebe con agua oxigenada del 3% (puede añadir unas gotas de amoníaco) o con zumo de limón. Realice antes una prueba para comprobar si el cuero pierde color.
  • De rotuladores. Aplique tricloroetileno o lejía diluida, después aclare.
  • De imprenta. Utilice alcohol desnaturalizado, gasolina o aguarrás y aclare.

Tomate.

  • Manchas recientes: lave rápidamente con agua caliente.
  • Manchas antiguas: remoje en agua con jabón, añadiendo un poco de agua oxigenada al 30% o en una solución de prelavado con enzimas (de 1 a 3 horas). Lave y aclare. Vea también frutas.

Vaselina

Antes de nada raspe todo lo que pueda. Después planche entre 2 capas de papel absorbente. Los restos de la mancha trátelos con gasolina, percloroetileno o tricloroetileno. (Ver grasa).

 

Verdín. Unte con una mezcla de sal y 10% de ácido acético. Vino blanco: Aclare inmediatamente. Lave.

Vino tinto.

  • Tejidos lavables: Aclare con agua caliente o rocíe con sal de cocinar antes de lavar. Eventualmente lave con lejía diluida. Otras soluciones son: aplicar vino blanco y aclarar; sumergir en una mezcla de ½ limón y una cucharada de sal durante ½ hora, aclarar y dejar secar a la sombra.
  • Tejidos no lavables: Humedezca inmediatamente con vino blanco seco. Vómitos y materias fecales:
  • Tejidos lavables: Trate inmediatamente con agua fría. Lave con detergente con enzimas.
  • Tejidos no lavables: aplique sobre la mancha un enjabonado y aclare. Si fuera necesario, reavive los colores con amoníaco diluido. Elimine los restos coloreados con decolorante (lejía o agua oxigenada diluidas).

Yema de huevo. Deje secar, raspe y aplique gasolina. Lave con agua templada y jabón.

Yodo. Rocíe con agua caliente. Si este tratamiento no hace efecto o si el material no lo tolera, utilice hiposulfito (droguerías y comercios de fotografía) en proporción de una cucharada sopera por una taza de agua tibia. Aclare cuidadosamente con agua fría.

Yogur. Deje secar y cepille. Los residuos desaparecen con agua tibia. Si la mancha persiste, utilice vinagre y agua a partes iguales.