Regulación para empleados del hogar

El 2 de agosto de 2011 se publicó en el BOE la “Ley 27/2011 sobre actualización, adecuación y modernización del Sistema de la Seguridad Social”, cuya Disposición Adicional 39 establece que a partir del 1 de enero de 2012 desaparece el Régimen Especial de Empleados del Hogar y éstos pasan a formar parte del Régimen General de la Seguridad Social. Se pretende con ello que sus prestaciones por jubilación, maternidad, paternidad, viudedad y orfandad sean iguales al del resto de trabajadores.

Adicionalmente, el 17 de noviembre de 2011 se publicó el Real Decreto 1620/2011 regulador de estas relaciones laborales.

El 31 de diciembre de 2012 se publicó el Real Decreto-ley 29/2012 que reforma la Ley 27/2012.

Antes de 2012:

  • el empleador pagaba íntegramente la cuota de la Seguridad Social del empleado cuando la jornada era superior a las 20 horas semanales y cuando era inferior se la pagaba el empleado (se le denominaba "trabajador discontinuo" y cotizaba por cuenta propia). Por la jornada completa la cuota fue de 164,60 € mensuales en 2011 (102,99 € para familias numerosas en determinados supuestos), resultado de aplicar el 22 % a un salario hipotético (llamado "base de cotización") de 748,20 €. Ese 22 % era a su vez la suma del 18,3% que correspondía pagar al empleador y el 3,70 % que correspondía al empleado, aunque la obligación de ingresar la totalidad de ese  22 % era del empleador
  • las horas de presencia, aquellas en las que el trabajador estaba en el hogar sin trabajar, no se retribuían

 Actualmente:

  • el empleador será el responsable de cotizar a la Seguridad Social y lo hará en función de unas bases de cotización relacionadas con el salario
  • cuando el trabajador preste menos de 60 horas de servicio a un mismo empleador, se ocupará él mismo de todo lo relativo a su afiliación (altas, bajas, variaciones, cotización, etc), debiendo el empleador entregarle su cotización junto con su salario; la responsabilidad del empleo ilegal recaerá en ambos, salvo que el empleador demuestre haberle entregado las cotizaciones;la baja de estos trabajadores siempre la puede comunicar el empleador.
  • cuando la empleada cause baja por enfemedad común o accidente no laboral, el empleador pagará su salario del día 1º al 3º y del día 4ª al 8º pagará la prestación por incapacidad temporal;  a partir de entonces dicho subsidio correrá por cuenta de la Seguridad Social
  • como se mejora la protección por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de los empleados, adicionalmente el empleador pagará un 1,1 % por acidentes (en el formulario de alta debe elegir una mutua)
  • en 2012 la cotización asciende a 172,83 € mensuales (111,22 € para familias numerosas) pero subirá progresivamente hasta 2018; el 3,70 % a cargo del empleado subirá a un 4,70 %, y el 18,30 % del empleador subirá hasta un 23,60 %
  • en 2019 la cuota será la común que se establezca para el Régimen General
  • el plazo para incluir a los empleados del hogar en este nuevo Sistema Especial para Empleados del Hogar y comunicar sus salario termina el 30 de junio de 2012, la Seguridad Social nos dará entonces un nuevo código de cuenta de cotización (una especie de “DNI del empleador”)
  • para las familias numerosas se mantiene la reducción (cuando ambos ascendientes trabajen fuera de casa, o al menos uno de ellos en  categoría especial)
  • se incentiva la incorporación a este sistema especial aplicando una reducción del 20 por 100 en las cotizaciones de los años 2012, 2013 y 2014, a los contratados a partir del 1 de enero de 2012 (no a los que estuvieran contratados antes); esta reducción  no es acumulable con la del 45 % para familias numerosas
  • a partir del 1 de julio de 2012 desaparecen los empleados del hogar por cuenta propia (o discontinuos)
  • las horas de presencia se tienen que retribuir con descansos o con dinero a un importe no inferior al de las de las horas de trabajo
  • si el empleador no da de alta al empleado podrá hacerlo éste mismo, en cuyo caso recibirá el empleado una carta de la Seguridad Social comunicándolo;

 

Conclusiones

Quienes tenían un empleado por horas y no pagaban cotización tendrán que hacerlo ahora, aunque se trate de pocas horas; por ejemplo, por 4 horas semanales retribuidas con 150 € al mes, el empleador tiene que pagar 32 € mensuales de Seguridad Social (menos si es familia numerosa). Y no olvidemos que los empleados del hogar no sólo son quienes realizan las tradicionales tareas domésticas en una vivienda, sino quienes cuidan a un enfermo, se ocupan de un jardín, de recoger a niños, es decir, es el único régimen donde el empleado no está al servicio de un empresario sino de un cabeza de familia.

Cada vez que se contrate un empleado del hogar  el empleador tiene que solicitar su alta en la Seguridad Social y pagar las cotizaciones. También hay que comunicar su baja cuando el empleado deje de prestar sus servicios: mientras no lo haga, la Seguridad Social seguirá pasando el cargo de las cotización a su cuenta corriente.

Desde 2013 la responsabilidad de las altas, bajas y cotizaciones de los trabajadores con menos de 60 horas mensuales pueden recaer también en el propio trabajador (lo que acuerden ambas partes). En este caso el empleador tiene que dejar bien claro en la nómina que entrega al trabajador el salario y la parte que le corresponde de cuota a la Seguridad Social; si cesan las relaciones laborales el empledor puede (y debe) cursar la baja él mismo pues, si no lo hace, la trabajadora sigue de alta en su hogar y, si ésta deja de ingresar las cuotas, la Seguridad Social se las reclama al empleador quien ya no podría demostrar que se las entregaba (al no haber relación ni nóminas).

Conviene recordar que hay severas sanciones para los empleadores que no den de alta a sus trabajadores e incluso responsabilidades penales previstas en el artículo 311 del Código Penal, el cual no hace excepciones con los empleadores del hogar: la condena es de 6 meses a 3 años de prisión. Sin embargo, los expertos consultados dicen que es de esperar que la autoridad laboral haga excepciones con los empleadores infractores y no denuncien a la fiscalía una contratación ilegal, pero de lo que va a ser difícil librarse es de una sanción administrativa que pude llegar a 6.000 euros.

Como consecuencia de la nueva regulación las relaciones laborales en el hogar se vuelven muy complejas, pues no sólo hay que realizar las altas y las bajas en la Seguridad Social, sino que en previsión de conflictos conviene a ambas partes realizar contratos por escrito y registrarlos en los sevicios de empleo; también se recomienda hacer nóminas, donde hacer constar las retribuciones en dinero y en especie (si come o duerme) así como la parte de seguridad social que se descuenta del empleado. Cuando el pago es en mano, conviene que el empleado firme un recibo o nos podrá reclamar impagos.

Respecto a la obligación de todo empleador de retener un porcentaje de la nómina al trabajador e ingresarlo timestralmente en Hacienda, no es necesario en estos casos pues ser cabeza de familia no está considerado una actividad económica.

Otro de los asuntos espinosos es el de la retribución de las horas presenciales. Antes no se retribuía el tiempo que el empleado estaba en el hogar sin trabajar pero ahora hay que hacerlo con dinero o con vacaciones y debe constar en los contratos. Dicho precepto es inasumible para cualquier hogar con interna o empleada a jornada completa.

En general el nuevo sistema supone más impuestos para las familias, más gestiones burocráticas e incluso gastos en gestoría o asesoría para quien no tenga tiempo de trámites burocráticos; pero sobre todo supone sufrir los riesgos de una judicialización de la relación laboral todo un desincentivo para la contratación de empleados cuyos efectos ya se están empezando a notar con los despidos.

Es cierto que existían miles de trabajadores sin cotizar en este sector pero la nueva regulación supone una  excesiva carga burocrática para los ciudadanos comunes; el trabajo de empleado doméstico es de mucha movilidad y algunos trabajos son muy reducidos o temporales,  por lo que se debería permitir que el empleado cotizara por cuenta propia facilitando así bastante las cosas al empleador, empleadores y Administración. La creación de este régimen de "autónomos del hogar" daría también la oportunidad a muchas amas de casa de tener una pensión digna y con esta "legalización" su trabajo pasaría a engrosar el Producto Interior Bruto.

La tendencia para combatir el paro  es potenciar el trabajo autónomo para que las relaciones laborales sean más libres pero  en el campo de los empleados del hogar tenemos que decir se ha dado un gran paso atrás. 

 

Formularios

Si no tenía contratado un empleado del hogar y quiere hacerlo tiene que presentar en cualquier Administración de la Seguridad Social o a través de Registro Electrónico,

  • el modelo  TA 6 (si no tiene Código de Cuenta de Cotización, o sea, si es la primera vez que contrata un empleado del hogar)
  • o el modelo TA 7 (si ya tiene Código de Cuenta de Cotización);
  • además debe presentar el modelo TA 2/S- 0138 para solicitar el alta del trabajador.

Si el propio empleado quiere comunicar su alta en un hogar, tiene que presentar el modelo TA.2/T-0138 en cualquier Administración de la Seguridad Social o a través de Registro Electrónico.

Si es familia numerosa no olvide aportar una instancia para solicitar la bonificación, adjuntando el título (original y fotocopia) y la declaración jurada del empleado acreditando trabajar en dicho hogar de familia numerosa.

 

Documentos de interés

Disposición Adicional 39 de la Ley 27/2011

Real Decreto 1620/2011 por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar

Orden de Cotización para 2012 (ver art. 14)

Real Decreto-ley 29/2012, que modifica el Sistema Espacial de Empleados del Hogar

Cotizaciones por el empleado del hogar

Modelo oficial de contato indefinido

Modelo oficial de contato temporal 

Orden de 27 de diciembre de 1994 por la que se aprueba el Modelo de Recibo Individual de Salarios

Modelo de nómina de empleada del hogar (formato .pdf)

Modelo de nómina de empleada del hogar en (formato .xls)

 

Más información

Información de la Seguridad Social sobre todo lo relativo a empleados del hogar

O llame al 901 50 20 50 de la Seguridad Social.